Un hecho insólito y alarmante ocurrió en Mendoza cuando un conductor chocó contra una pared y el resultado del test de alcoholemia arrojó «error», lo que significa que tenía en sangre más de 3 g/l de alcohol.

El accidente sucedió en las últimas horas en la localidad mendocina de Maipú cuando las autoridades fueron alertadas por la presencia de un auto Peugeot gris que había chocado contra una pared en las calles Necochea y Mitre.

Fue cerca de las 18.00 cuando personal de Transito Municipal acudió al lugar y manifestaron que el conductor se negaba a realizarse el test de alcoholemia.

De este modo, dieron aviso al 911 para solicitar apoyo y, mientras aguardaban la llegada de los oficiales, el hombre explicó que un perro se le cruzó en el camino, lo esquivó y, por ese motivo, es que impactó contra el paredón.

Minutos después, con la llegada de los efectivos, el hombre autorizó a hacerse el estudio.

Desde el medio MDZ indicaron que, cuando el conductor dejó de soplar la pipeta puesta en el alcoholímetro, el mismo arrojó la palabra «error».

Cuando los agentes policiales observaron el resultado, explicaron que cuando el aparato da dicha señal es que la persona tiene más de 3 g/l de alcohol en sangre.

Tras el insólito y preocupante resultado, el conductor fue trasladado hasta la Comisaría 49 de Maipú.