Una mujer había muerto, supuestamente, tras sufrir quemaduras en gran parte del cuerpo, pero despertó en el coche fúnebre, antes de llegar al crematorio.

A los 52 años, Bujji Aamma fue tomada por muerta. Había sufrido graves quemaduras en casi todo su cuerpo, por lo que supusieron que había fallecido. y trasladaban su cuerpo al crematorio en un coche fúnebre.

Sucedió el pasado 1 de febrero, en la India. La mujer tuvo un accidente doméstico: su casa se incendió, y fue trasladada a un hospital para ser tratada por sus quemaduras. En el hospital MKCG Medical Collage, evaluaron su situación y determinaron que por la gravedad de sus lesiones necesitaba ser atendida en un centro especializado.

La mujer se despertó en el coche fúnebre, al llegar al crematorio

Con el 50% del cuerpo quemado, la mujer necesitaba ser trasladada. Pero la familia no podía aforntar el costo del tratamiento, y la regresaron a su hogar, en estado crítico. A los pocos días la dieron por muerta.

Cuando notaron que la mujer ya no abría los ojos, y parecía que no respiraba, creyeron que había fallecido. “Asumimos que ya no existía y alertamos a nuestros vecinos para que ayudaran a transportar lo que creíamos que eran sus restos mortales al lugar de la cremación”, relató luego su esposo, Sibaram Palo.

En diálogo con el Times of India, explicó: “Pensamos que estaba muerta y lo informamos para que prepararan un coche fúnebre para llevar el cuerpo”, indicó.

La mujer fue subida al vehículo, que la llevaría al crematorio. Pero para sorpresa de todos, cuando la nombraron, la mujer reaccionó y abrió los ojos.

La sorpresa de sus familiares al ver que reaccionaba

“Al principio estábamos aterrorizados porque nunca habíamos visto un incidente así, aunque habíamos oído algunas historias”, dijo K Chiranjibi, una amiga que la acompañaba en el auto de la cochería. Afortunadamente descubrieron justo a tiempo que Buji no estaba muerta.

En medio de la sorpresa y el temor, sus allegados se alegraron de ver que “resucitaba”. Y en el mismo auto, de la casa de sepelios, la llevaron de vuelta a su casa.

Leave a Comment