El hatchback fue víctima de este curioso suceso, el cual quedó con un agujero en el techo de 50 centímetros de diámetro.

imagínese dejar su vehículo estacionado en la puerta de su casa por la noche y a la mañana siguiente darse cuenta de que los vidrios quedaron destruidos producto de un enorme objeto estelar que impactó sobre el techo. Las probabilidades son pocas, pero nunca imposible.

Esto fue lo que sucedió en Francia, donde un Renault Clío fue encontrado por las autoridades policiales, quienes acudieron al lugar por una llamada de principio de incendio y quedaron atónitos frente al escenario que se les presentaba ante sus ojos.

Renault Clio

«A nuestra llegada, notamos un impacto relativamente grande con un diámetro de aproximadamente 50 centímetros que atravesó el techo, los bajos y el tanque de combustible del vehículo», dijo a AFP el capitán de bomberos. «Sospechamos de la caída de un cuerpo estelar».

Una vez examinado el panorama y descartada la posibilidad de radioactividad en el lugar, los oficiales descubrieron que en el interior del Clío no se encontraron objetos contundentes, lo que despertó mayor misterio.

Renault Clio

«O el objeto era tan pequeño que no se pudo encontrar, o el impacto fue tal que el objeto se desintegró y se convirtió en polvo», se planteó como hipótesis. «Todavía tenemos sospechas sobre la grava».

No se reportaron heridos y el polvo descubierto fue llevado rápidamente a ser analizado por la policía científica de París.

Leave a Comment